sábado, 20 de febrero de 2016

Sociedades secretas.


Las sociedades secretas tienen sus intereses y objetivos, no es ni bueno, ni malo, mientras no interfieran con el bienestar o intereses de los demás. Pero existe, por lo menos en mí, la preocupación de que estas sociedades, o elites de gobiernos o grupos económicos, usen la fuerza para el control poblacional a escala mundial.
Como mencioné otras veces, soy misántropo y realista, es decir no tolero al género humano y no veo ninguna esperanza de evolución para estos, lo que significa que estoy de acuerdo en la extinción humana.
Cuando escucho decir que alguien está embarazada o que quieren tener hijos, yo me estremezco porque la ignorancia colectiva no les hace dar cuenta el daño que causan a los demás, a ellos mismos y al mundo. El crecimiento geométrico de la población es muy elevado y si hoy hay graves problemas en las grandes urbes como el trafica, el desempleo, esto se va a agravar para las generaciones futuras.
La medicina empeora más las cosas, es natural morir y no entiendo porque debe interferir con los heridos, enfermos y además, alarga la esperanza de vida de los ancianos, o sea de las generaciones anteriores.
Falta que la nasa u algún loco millonario, emprendan una misión de colonización a Marte, la Luna o cualquier otro sitio y esto es muy peligroso ya que no solucionaría el problema, sino que lo patearía hacia el futuro.
Mi preocupación, como dije al principio es que alguien lleve la guerra o libere un virus mortal para reducir la población a mínimos, incluso, poner a prueba la teoría del invierno nuclear. Mientras la población esté limitada en un planeta será más fácil exterminarla.
Y si esto pasa no es culpa del autor, sino de las víctimas, la humanidad vive dentro de una Matrix, construida a lo largo de nuestra historia con años de lavaje cerebral, la gente está tan ocupada en su alrededor que no se toma tiempo para pensar en el daño que hace por tener un hijo.
Yo estoy de acuerdo con un virus de esterilidad, que ni siquiera sepamos que existe, quiero asegurar mi futuro y el de los demás y para ello es necesaria la extinción humana. El libro Inferno de Dan Brown, aborda este tema y lo recomiendo mucho ya que trata de aventuras y misterios.
Quiero aprovechar esta oportunidad para abordar el tema de los ignaros que en Argentina dicen: voy a embarazarme para acceder a los planes del gobierno, esa gente me da asco, son verdaderos enemigos a nuestra supervivencia. Esa gente está tan metida en la Matrix que son programadas para hacer, en lugar de pensar para hacer. No soy partidario de ninguna agrupación política, los Kirchner hicieron cosas buenas y otras no tanto, esta es una, dar dinero a gente que no sabe manejarlo y que si se acaban los planes, no sabe cómo seguir, porque su educación financiera es nula. Sin embargo admito que es una buena estrategia para enfrentar la crisis: darle poder adquisitivo a las personas para que consuman. Aunque yo lo hubiese hecho de otra forma.
Tomemos conciencia, si seguimos contribuyendo al crecimiento poblacional pronto estaremos ante una extinción natural, o en un intento de supervivencia, estaremos ante una extinción no natural.



No hay comentarios:

Publicar un comentario