lunes, 13 de junio de 2016

La Patria

Tengo la necesidad de describir lo que yo considero Patria, porque el nacionalsocialismo era patria, era fascismo era patria. Cada uno puede tener su propia interpretación de patriotismo, ligado a sus intereses.
La patria, para mí, abarca los intereses nacionales ligados al crecimiento y progreso de la nación, poniendo y protegiendo esos intereses ante los intereses extranjeros. Así mismo, considero que el Estado debe ofrecer políticas que regulen el mercado y protejan los intereses económicos. También considero importante que no hay Patria sin educación, sobre todo sin educación financiera.
El nacionalismo de la Patria debe salvaguardar los intereses de progreso y asegurar el bienestar de los ciudadanos y ¡por dios! No hay Patria sin el verdadero himno argentino, no esa basura que nos hacen creer desde pequeños, pero si no lo restauraron durante el gobierno de Fernández, menos lo restaurará Macri con el bicentenario de la independencia.
Pero soy realista, no hay equilibrio político, ni orden social, sin una “unidad” firme y para que exista, todas las instituciones y mecanismos deben ser “intervenidas” o supervisadas por el progreso o por el neoliberalismo, no hay equilibrio para que ambos existan, y es mas fácil generar caos que orden, por varios motivos, principalmente por que el ser humano es individualista, orgulloso y ambicioso.
Las naciones extranjeras pueden verse “amenazadas” por el progreso de otras. Por ejemplo, Rusia la luchó bastante para estar donde está, tuvo diversas trabas de occidente. Por eso hay naciones que para protegerse destruyen democracias, instauran dictaduras o gobiernos neoliberalistas. Creo que fue Foucault quien dijo: el individuo es inteligente, pero las masas son inseguras. En Argentina están desarticulando las estructuras de progreso, primero afectan al consumo y luego a la producción, luego destruyen medios de cultura y de conocimientos, para sumir al pueblo en la ignorancia, principalmente a adolescentes y preadolescentes ¿Para qué estimular la lectura si pueden preocuparse por tener un celular último modelo o jugar videojuegos sin sentido?
El otro día pasé por un canal donde entrevistaban a una mujer, no miré el programa por lo cual no sé quiénes eran pero le comentaron que el 63 % de los votantes de Macri piensa que el Estado debe poner reglas al mercado y eso no se condice con las medidas del gobierno.
Donde hay dinero es fácil llevar a cabo tareas para “eliminar” un gobierno progresista y detener el avance de un país. No se confundan, yo prefería que Cristina se Vaya, pero compartía muchas de las políticas progresistas de su gobierno, no todas pero Macri no me agrada y tampoco me agrada su gobierno porque este tiene un pasado dudoso con Boca y con sus empresas, además la fortuna que disponía antes de hacer negocios con sus propias empresas, pertenecía al padre, fue Francesco Macri quien se enriqueció cuando estatizaron la deuda externa, es decir le robo al pueblo y parte de ese pueblo votó a su hijo, sin importarle que el pertenezca a esa minoría rica del país. En época de dictadura puedo entender el mecanismo de ignorancia que rige al pueblo, pero en democracia, me parece que la culpa del ajuste no es del gobierno, sino de la guerra psicológica y del pueblo que lo votó.
También quería mencionar el tema de las retenciones y trabas a las importaciones, una de las cosas que no podía conseguir era DVD regrabable y la empresa para la cual trabajo tuvo problemas para ingresar sus productos, esta medida si bien no me pareció correcta la forma en que la implementaron, hiso que esta empresa construya su fábrica en el país y esto generó fuentes de trabajo.
No importa quien tome el poder, sino es el progreso, será el neoliberalismo disfrazado de progreso, distintos intereses.  El neoliberalismo tiene métodos para manipular, desinformar, tergiversar, ocultar o infundir miedo, todo esto mediante la guerra Psicológica, pero el progreso tiene los mismos métodos para asegurar su bienestar y con ello los intereses del Pueblo, de hecho el progreso debería tomar medidas para proteger al pueblo del pueblo, no debería pero en la práctica las cosas no son iguales a la teoría.
Por ejemplo Capitanich estuvo mal en romper el diario clarín, porque le dio el derecho a defenderse y el grupo de medios lo tomó como algo malo para influenciar a las masas a su favor. Uno debe ser racional, porque si agrede al otro, el otro tiene el derecho a defenderse y queda “mal parado” el agresor inicial.
Clarín y cualquier medio tienen derecho a manipular o hacer lo que se le antoje, porque gozan de libertad. Lo que no se puede negar son los “síntomas” de la guerra psicológica, es decir, minimizar lo bueno de un gobierno y maximizar lo malo. El incauto que quiere creer lo que dice un medio de comunicación, sin leer al menos tres periódicos diferentes y sacar sus propias conclusiones, tiene problemas, pero son sus problemas, porque tienen derecho y libertad de creer lo que quiera creer.
Reconociendo lo que hace Clarín, entre otros, no es ni bueno ni malo, si es malo para el progreso. Por lógica siempre hay que hacer lo contrario a estos grupos económicos, a Estados Unidos y al liberalismo.
En otra entrada hablé de lo obsoleta que es la democracia. Debe haber, para cubrir esa obsolescencia, un grupo, o medio independiente que “vigile” e investigue el desempeño de los funcionarios públicos en base a los intereses de la Patria y lo exponga públicamente. El camino para demostrarlo puede ser largo, pero si es verdad, no se podrá ocultar para siempre.
Recapitulando, los intereses de la patria deben ser:
Ø    Restaurar el verdadero himno argentino.
Ø    Ofrecer seguridad, trabajo, educación y salud.
Ø    Ofrecer educación financiera.
Ø    Invertir en servicios e infraestructura para el país.
Ø    Garantizar la prioridad de ciudadanos argentinos, luego a los extranjeros.
Ø    Incluir a todos, incluso a la oposición, escuchar y ofrecer soluciones a sus pedidos.
Ø    Asegurar por decreto y por ley el derecho a comparar una fábrica o empresa al dueño, por parte de los trabajadores, si el dueño decide vender o despedir masivamente a sus empleados.
Ø    Construir y asegurar medios culturales para el desarrollo intelectual de la población, sobre todo para los jóvenes y niños.
Ø    Tomar medidas para protegerse de la intervención extranjera.
Ø    Que los empresarios y dueños de negocios no ocupen cargos públicos, sino que participen en política por medio de movimientos de participación.
Ø    Que los servidores públicos ganen un salario mínimo vital y móvil, no mayor al salario de un administrativo.
Ø    Que sean las personas y empresas que se beneficiaron en un gobierno neoliberalista, las que aporten dinero para la reconstrucción del país, por parte de un gobierno progresista.
Ø    Que el gobierno cree y respalde una moneda única para las transacciones comerciales internacionales.
Ø    Concientizar que la política y el voto ciudadano es algo serio y poderoso para tomarla a la ligera, se debe ser responsable.

Este es mi modo de pensar, cada uno tiene el suyo y el mío no es mejor ni peor que el de otros argentinos. Pueden tomarlo o dejarlo. Es una opinión más y es posible llevarlo a cabo, solo hay que organizarse y sé que es más fácil decirlo que hacerlo o dejar que otro lo haga, pero nos guste o no somos ciudadanos argentinos y tenemos esa responsabilidad con nosotros mismos, primero y con los demás, después. Pero no es necesario montar una organización secreta o popular para lograr los cambios, son las pequeñas acciones las que generan los grandes cambios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario