sábado, 27 de mayo de 2017

Carta III


Anteriormente expresé mi punto de vista sobre ciertas tendencias actuales que tiene que ver con la moda, la carencia de elegancia y la libertad que goza la sociedad actual. Y es que mientras un individuo pueda tener su punto de vista, muchos somos coaccionados por lo que piensa el otro, por lo que piensa la mayoría, cualquiera que sepa de psicología y marketing me entenderá.
Soy una persona excéntrica y no hace mucho tomé conciencia de esto. No sé cómo, no sé qué factores desarrollaron mi forma de ser pero la educación de mis padres, sus límites y factores externos moldearon mi personalidad actual y no lo cambiaría por nada.

Es mi forma de ser lo que me permite criticar y despegarme de muchas cosas y puntos de vista de mal gusto de la sociedad. Actualmente hay mucho machismo y feminismo, no soy ni uno, ni lo otro. La “guerra” entre sexos es lo más estúpido que hay y tanto el hombre como la mujer forma parte de una especie estúpida, primitiva y destructiva, lo cual merecen ser extintos todos. Al margen de eso el feminismo real busca el igualitarismo, pero algunos individuos, se aprovechan de esto para distorsionar la esencia del feminismo. Pero aun hay cosas que no se entienden, que son contradictorias.

Por ejemplo hay mujeres que buscan hacer toples. Ya hay lugares para ello. En lo personal no me molesta, no me excita el torso desnudo de una mujer en cualquier situación, no los considero órganos sexuales, pero soy consciente que la estimulación de dichos órganos, pueden encender a una mujer como todo el cuerpo. Si tenemos en cuenta esto, pues deberían taparse el cuello, los pies, las piernas, los labios.

Lo ideal sería que no se tapen los pechos, pues hay tribus cuyas mujeres no lo hacen, pero esas tribus no están sexualizada al mismo nivel que nuestra sociedad donde todo es sexo. Por eso primero hay que cambiar esta mentalidad en la sociedad, mientras, practicar el toples en lugares permitidos.
Al igual que el toples el nudismo es natural y no provocativo. Pues nos desnudamos al bañarnos, en los vestuarios en el médico ¿Por qué tenemos que cubrirnos en lugares como la playa o la pileta? ¿Por qué es moralmente juzgado el estar al natural? Esta mentalidad lleva a que nos avergoncemos, a que restrinjamos nuestro estado natural. Incluso que haya gente que extorsione a personas simplemente por fotos donde están parcial o completamente desnudas o lo mismo con videos.
Si una persona se toma fotos o videos desnuda o se masturba rente a la webcam ¿Qué tiene de malo? Todos nos masturbamos en algún momento, algunos se toman fotos al menos una vez, no me parece raro, ni morboso, tal vez, algunos se exciten, pero no es para denigrar a la persona que lo haga, sino entender que a diferencia de otros, esas personas se masturban o se exhiben para otras personas, no conocen la palabra privacidad. Y a los que les guste entonces, pueden disfrutar de la belleza del ser humano.

Ahora, la industria pornográfica, los concursos de camisetas mojadas y cosas por el estilo, degrada a la mujer  y la moda tendenciosa de mal gusto no se queda atrás porque buscan convertir a la mujer, principalmente, en un objeto de provocación y no veo la necesidad que deba provocar con una tanga o cualquier micro bikini, faldas o pantalones cortos y/o ajustados. Para eso, mejor el nudismo que no juega con la ilusión de desnudo, sino que muestra lo natural y punto, cero provocaciones

El feminismo no da derecho a desnudarse donde quieran y creo que deben actuar sobre esta tendencia de mal gusto porque en un mundo ideal, ninguna mujer debiera ser acosada por la forma en que viste, pero no estamos en el mundo ideal, estamos en el mundo real, una realidad violenta e injusta y peligrosa.

La misma excentricidad me hiso darme cuenta que la moda actual es horrible, carece de buen gusto y elegancia, por eso empezaré a vestirme como yo quiero, sin miedo a lo que los demás digan, porque mientras ellos visten como la moda les dice, yo elijo vestir como quiero.
La manera en vestirnos habla mucho de nosotros mismos, cada uno se hace cargo de vestir de mal o gusto o no, pero es problema de uno.


Y contradictoriamente, hoy estoy en contra de la exposición femenina como objeto sexual, hasta que la mentalidad de la sociedad cambie. Estoy en contra de prendas cortas y ajustadas, de vestidos y ropa interior provocativa y de trajes de baño típicos de la consigna de “se mira pero no se toca”. Todo eso llama a la falta de respeto y esto no lo tolero. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario