sábado, 3 de junio de 2017

Carta IV

Señor presidente Mauricio Macri,

Sé que un hombre con la inteligencia y habilidad de su persona para dedicarse a la política está muy ocupado, sin embargo quisiera expresar mi preocupación, de no hacerlo, sería un insulto hacia usted.

De argentino a argentino sabe muy bien lo que  provocó el modelo neoliberal en argentina y sabe muy bien que, Argentina creció debido a las consecuencias de ese modelo, pero muchas cosas todavía quedaron por mejorar y favorecer políticas neoliberales que favorecen a unos pocos, que acrecienta la desigualdad social, no es inteligente.

Siendo un hombre inteligente, no entiendo porque sus acciones no concuerdan con sus palabras. Tampoco entiendo porque beneficia intereses extranjeros y no defiende a su país, al pueblo argentino.

Lamentablemente, el gobierno anterior, con sus aciertos y sus desaciertos logró crear un país fuerte y arrastró muchos errores que su gobierno también arrastra. La diferencia es que el gobierno anterior adoptó una política diferente a la de su gobierno.

Creo que estará de acuerdo conmigo que un empresario o dueño de negocio debe hacer lo que le da resultado, trabajar con las herramientas que le ayuda a crecer y su gobierno trabaja con las herramientas que ayudan a empeorar.

Por eso escribo esta carta pública para hacer testigo a todo ciudadano argentino que, como ciudadano de este país, exijo inmediatamente su renuncia. Como presidente usted no cumple con las expectativas del pueblo, usted no defiende los intereses del pueblo argentino y nos endeuda cada día más. Mientras el ciudadano común lucha por conseguir un trabajo o cuidadlo, si ya lo tiene, usted hace negocios para su propio beneficio.

Señor presidente usted es un hombre inteligente, usted es empresario y tiene educación financiera, el pueblo no, usted destruye lo que con esfuerzo el pueblo logró y construyó. Usted es enemigo de nuestros científicos. Yo, como ciudadano argentino, haciendo uso de mis derechos como tal y mi poder, lo declaro antipatriota incompetente para desempeñar funciones de gobierno.

Por su honor y por el de su familia y por el futuro de sus hijos, le exijo la renuncia al cargo de Presidente de la Republica Argentina y a que salde la deuda que usted y su familia tiene con el pueblo argentino. De lo contrario que el pueblo argentino sea testigo de la falta de honor del Presidente de la nación y de la clase de persona que nos preside.

Usted es una vergüenza para Argentina, un insulto para todos los ciudadanos y una mala imagen para este país ante el mundo.


Para terminar lo desafío  a cambiar su política destructiva neoliberal y ofrecer justicia social a todo el pueblo, de lo contrario, será el pueblo quien determine su castigo y deberá pagar con creces el daño generado a esta nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario